23.9.11

Musa desnuda (de)



palabra suelta
a borbotones
grosera
torpe
obscena
silencio deforme
que me amordaza y deja
a la deriva / como idiota
asustada
pidiendo auxilio por las calles
entre la gente
espantada
de puro asco
a la poesía
desnuda
que se retuerce por salir
y no sale


*obra: Desnudo Azul. Matisse

18.9.11

Pág. 49





los recién llegados se desnudan
se adueñan del espacio de este espacio que no tengo
en medio de
la desnudez que no puedo
que me tiene
los llegados recién de siempre se salen
de sus nucas
me miran con esos ojos
y no puedo no alcanzo
desnudez
solo tengo
punta de los dedos


17.7.11

página 48.-




detrás de la puerta ha estallado la calma
y la débil musa que cuidaba con sigilo
ha dejado el sitio frío
se ha perdido por mi culpa
por la mala crianza

14.5.11



Cómo es que nos alejamos de la médula del misterio que nos guía y a la vez nos pierde Cómo es que dejamos un buen día caer la cuchara En qué estaba pensando mientras giraba ciego el péndulo desconociendo mis letras del alfabeto De qué tamaño debía ser el ojo, la pupila, el iris Por cuánto tiempo más habrá que esperar a que se cumpla la profecía

1.5.11



tirar-la

piedra a

ante

bajo

con

contra-bajo sin

mano

golpe

caída

libre

esclava

sin

9.4.11



la roca que nos habita
tatuados
como algas de mar

19.2.11




el ser y la nada
tienden sábanas
sobre un agujero
que se lleva todo
esfuerzo de entender

8.2.11

y el poema?





no es el mentado desafío de la hoja en blanco.

no es falta de pulsión, mucho menos un bloqueo.

no es el terrible sol a las dos de la tarde esperando el línea C que va para las Mil.

ni si quiera es un problema de métrica.

ni de memoria.


el mejor poema que pudiera escribir ocurre

en el preciso momento que despierto de él. después

trato de ordenarlo en palabras

como si fueran, ellas, partes de ese cuerpo que ahora es mío

porque todo lo que soñamos se vuelve piel. tejido sobre tejido.


3.2.11




tengo tus ojos en los míos.
Ni me atrevo a dejar de soñarte.
Alguien da más
de lo que reza mi voz

24.1.11

Crisis




este ejercicio de la memoria disociada de la realidad tangible
de la lectura explícita
de las horas reloj
este internarse en la evolución subjetiva
un mundo
tanto mayor al que vemos al que hay me lleva
hacia un abismo
que si cerrara los ojos desaparecería
juntando mi piel con mis ojos y mis vísceras y la carne abierta
que me esfuerzo por mantener a salvo de la aspereza y el ardor
entraría en colapso enloquecería al fin llegaría a odiarme

nada nuevo

la crisis

el choque del aire saturado con la luz del sol

la crisis me ha mordido los talones y tuve suerte
hay a quienes les ha amputado ambas piernas y los sentidos también


las palabras han encontrado un cauce una fisura tal vez
por la que escurrirse / pausadamente / sin atropello

ellas
sangran
despacio
pues me necesitan estable para hacerlo


23.1.11

=(^_^)=




un día nos vamos a dejar la puerta abierta y se va a escapar la gata virgen sin que nadie la vea. Hoy no, pero un día; y tal vez no llegue más allá del pilar de la luz; o tal vez sí, y siga por debajo de las glicinas del jardín vecino -de allí no hay retorno- y la gata virgen y huidiza me terminará por desaparecer entre la maleza la bieneza esa que no sin querer sería parecida a la libertad descomunal sin fondo y no sabré cómo ni querré
volver ante tanta impaciencia


22.1.11




es el verano
el otoño, el invierno, la primavera
yo
vos
algo
en el aire
en la piel
en las paredes
en el suelo
en el camino
en el viaje
en las valijas
en los bolsillos
en los ojos
algo
delante del velo
velado
sin desvelo
del otro lado
en algún lado
acá o en otro
lado
de mí misma
de otro
lado
otra