23.1.11

=(^_^)=




un día nos vamos a dejar la puerta abierta y se va a escapar la gata virgen sin que nadie la vea. Hoy no, pero un día; y tal vez no llegue más allá del pilar de la luz; o tal vez sí, y siga por debajo de las glicinas del jardín vecino -de allí no hay retorno- y la gata virgen y huidiza me terminará por desaparecer entre la maleza la bieneza esa que no sin querer sería parecida a la libertad descomunal sin fondo y no sabré cómo ni querré
volver ante tanta impaciencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada