24.1.11

Crisis




este ejercicio de la memoria disociada de la realidad tangible
de la lectura explícita
de las horas reloj
este internarse en la evolución subjetiva
un mundo
tanto mayor al que vemos al que hay me lleva
hacia un abismo
que si cerrara los ojos desaparecería
juntando mi piel con mis ojos y mis vísceras y la carne abierta
que me esfuerzo por mantener a salvo de la aspereza y el ardor
entraría en colapso enloquecería al fin llegaría a odiarme

nada nuevo

la crisis

el choque del aire saturado con la luz del sol

la crisis me ha mordido los talones y tuve suerte
hay a quienes les ha amputado ambas piernas y los sentidos también


las palabras han encontrado un cauce una fisura tal vez
por la que escurrirse / pausadamente / sin atropello

ellas
sangran
despacio
pues me necesitan estable para hacerlo


23.1.11

=(^_^)=




un día nos vamos a dejar la puerta abierta y se va a escapar la gata virgen sin que nadie la vea. Hoy no, pero un día; y tal vez no llegue más allá del pilar de la luz; o tal vez sí, y siga por debajo de las glicinas del jardín vecino -de allí no hay retorno- y la gata virgen y huidiza me terminará por desaparecer entre la maleza la bieneza esa que no sin querer sería parecida a la libertad descomunal sin fondo y no sabré cómo ni querré
volver ante tanta impaciencia


22.1.11




es el verano
el otoño, el invierno, la primavera
yo
vos
algo
en el aire
en la piel
en las paredes
en el suelo
en el camino
en el viaje
en las valijas
en los bolsillos
en los ojos
algo
delante del velo
velado
sin desvelo
del otro lado
en algún lado
acá o en otro
lado
de mí misma
de otro
lado
otra