8.6.12




La poesía quema las entrañas.
Aquí no hay metáfora.
Esa palabra que nunca más diré
se devora los días.



2 comentarios:

  1. Devora todo.

    Lo bueno de la poesía breve es que siempre te deja pensando mucho más tiempo en la poeta que lo escribió. Este no es la excepción.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. gracias por pasar, Julián. Abrazos van

    ResponderEliminar