7.7.12

el viaje








 


en este preciso instante se acabaron los teléfonos, los timbres,
las preguntas las respuestas.
el tren comenzó a andar. todo un tren en pleno viaje.
por el término de algunas
hojas
en blanco
no subiremos el volumen ni encenderemos luces
hasta darnos cuenta que andamos, ciegos;
hasta que se enfríe la habitación inmóvil, antes
de perder el equilibrio
perfecto entre el adentro y el afuera
                                                           y el más afuera.
no abriremos bocas, dirás
que habla por mí una nube en los ojos
o no dirás nada.



2 comentarios:

  1. siempre es bueno tomar ese viaje alguna vez en la vida.

    ResponderEliminar
  2. si, andamos ciegos y en un lugar necesario. gracias.

    ResponderEliminar