30.10.13

copa llena de pájaros







el árbol se detiene en el deseo.
pequeña calma

--

no pienso en nada / siento
la niña sin ojos danza bajo el árbol

--

la que ha sido llamada
guarda en sus entrañas el grito
que hará estallar el vuelo de los pájaros

--



moldean formas de copa contorno áurea
son pájaros livianos que suceden ahí dentro buscan
asilo en la rama y cantan
como ángeles al santo

--



pájaros con alas
para el árbol sin hojas

--

también busco la rama en la copa que me asile
hasta que sople una brisa
y marque el rumbo.
no existe más certeza que la efímera quietud del aire


a dónde irán a beber las calandrias del lado seco de la ciudad /dicen
que se mimetizan con el canto de las aves autóctonas
será por eso que tienen ese color
terroso de paloma
de individuo cabizbajo
él
y el horizonte
se confunden
sujetos al suelo
atrapados
en sus deseos de volar.

si tuviéramos alas 
seríamos palomas


van en dirección al mar como papelitos glasé a trasluz
surcan el cielo quieto el día del trabajador
cualquier otro día no es
común detenerse a mirarlas
son gaviotas insurgentes que eligen
cuándo y dónde día a día
utopía de la felicidad
o destino de linyera
quizás sea lo mismo